Intermediación bursátil

La intermediación bursátil es la actividad que realizan las Casas de Bolsa para poner en contacto a compradores y vendedores de valores, dicha relación se lleva a cabo  mediante un contrato con el que el cliente autoriza a la Casa de Bolsa a realizar la compra o venta de valores a nombre propio.

La necesidad de recibir información y tener seguridad en el mercado por parte del inversionista, es lo que da pie a la intermediación bursátil, y para que la relación inversionista-intermediario sea buena es fundamental que el primero confíe plenamente en el segundo.

La facultad de las Casas de Bolsa para realizar operaciones de intermediación bursátil se encuentran establecidas en los artículos #4 y #22 de la Ley del Mercado de Valores.

En México, la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), es el organismo que representa a todos los intermediarios de Casas de Bolsa que operan en nuestro país ante las autoridades regulatorias del Mercado de Valores, y su principal objetivo es la difusión y promoción del mercado mediante conferencias, seminarios y comités.

Los dos principales objetivos de la AMIB consisten en hacer estudios para el desarrollo de la Casa de Bolsa y fortalecer el Mercado de Valores y sus intermediarios financieros mediante proyectos.

Por la función que cumplen, en Estados Unidos los intermediarios bursátiles desarrollan sus actividades en el mercado con un standard de diligencia muy alto; por tal razón no pueden emitir comentarios respecto a los temas que desconocen.

Lo que el inversionista espera de la intermediación bursátil es:

Que sea una vía rápida para lograr liquidez con la inversión que realizó.

Que la inversión efectuada sea segura.

 Grupo Financiero Monex