MÉX: Rebote de doble dígito en la industria

17 de 21 industrias crecieron, el sector automotriz se recuperó en 250% m/m.

La actividad industrial pasó de una variación anual de -30.6% a una de -16.7% Transcurridas las 10 semanas de la Jornada Nacional de Sana Distancia, en junio de 2020 la actividad industrial reinició sus operaciones, por lo que, con cifras originales, la variación anual (a/a) tuvo un impacto positivo y pasó de -30.6% que había alcanzado en mayo a -16.7%.

Esta cifra fue inferior a la estimada por el consenso (-14.0%), pero es poco probable que deteriore las expectativas sobre el resultado final del PIB del 2T-20. No obstante, el índice de volumen físico se ubicó en 86.0 unidades, aún debajo de su nivel previo a la crisis, y es el menor desde 2004 para un mes de junio, por lo que la recuperación aún está lejos de consumarse. Mes a mes la variación fue de +17.9%, la minería petrolera sigue rezagada Desde la perspectiva mensual (m/m), con cifras ajustadas por estacionalidad, el indicador tuvo un aumento de 17.9%, por encima del pronóstico del consenso de +17.1%.

El rebote fue impulsado por las manufacturas y en menor medida por la construcción, mientras que las utilities y la minería permanecieron prácticamente estancadas. De hecho, los 2 componentes asociados a la industria petrolera de esta última se contrajeron, la extracción cayó en 1.6% m/m y los servicios relacionados en 6.5%, por lo que la recuperación se debió exclusivamente al auge de 23.1% m/m en la minería no petrolera.

17 de 21 industrias crecieron, el sector automotriz se recuperó en 250% m/m En el caso de las manufacturas, la recuperación central fue la del sector automotriz (+250% m/m), aunque otras industrias como la de la piel (+214%) y la de insumos y acabados textiles (+100%) tuvieron incrementos igual de poderosos. En total, 17 de 21 industrias registraron variaciones positivas y la mayoría pudieron acercarse bastante a los niveles de producción previos a la crisis.

Sin embargo, de las actividades que no mejoraron, preocupa la industria alimentaria (-0.1% m/m) por su cercanía a los niveles de ingreso y consumo de los hogares, así como las industrias metálicas básicas (-2.8%) por su peso en el empleo.

Rumbo Económico

Ante las magnitudes inusuales de las variaciones que se presentan es importante insistir en que los resultados mensuales de junio constituyen un efecto rebote y son apenas el inicio de una recuperación prolongada.

Hasta ahora, el índice de volumen acumulado en 2020 es 14.1% menor que en el mismo periodo de 2019, baja a la que será difícil reponerse en los próximos 6 meses, por lo que la pérdida total del sector secundario en el año será cercana a este nivel. Asimismo, considerando que el comportamiento de varias de las actividades que no han “rebotado” como la minería petrolera y la industrial alimentaria está asociado a una debilidad más estructural, será complicado que el indicador siga presentando variaciones muy abultas hacia adelante. Posterior al dato el tipo de cambio se ha apreciado en 0.9% y cotiza en $22.29.

También te puede interesar