Trump firma un decreto para frenar el poder de Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, subió la apuesta en su pelea con Twitter y firmó un decreto que podría perjudicar también el desarrollo de Facebook, Google y otras compañías al ordenar la revisión de la denominada Ley de Decencia en las comunicaciones, que exime a las empresas de la responsabilidad penal por el contenido que difunden los usuarios. 

El decreto es la respuesta de Trump a un mensaje publicado el martes pasado y que fue catalogado como engañoso por Twitter. "Es para proteger al pueblo americano de la censura", defendió el presidente su cruzada contra las redes sociales.  

"¡Hoy será un gran día para la libertad de expresión y la justicia!", tuiteó Trump más temprano antes de convocar a una conferencia en el Salón Oval para anunciar el decreto que podría abrir cientos de demandas judiciales contra las empresas que controlan las redes sociales. El mandatario, inclusive, ordenó al fiscal general William Barr que haga cumplir las leyes vigentes. 

El decreto de Trump apunta en particular contra el artículo 230 de la Ley de Decencia, que les permite a las compañías de redes sociales retirar o bloquear el material que consideran de "mala fe", y consideró que se trata de "un escudo para hacer lo que quieran". En ese tono, el presidente indicó que "Twitter deja de ser una plataforma pública neutral cuando toma decisiones editoriales". 

La cruzada de Trump, quien ha sido acusado de gobernador a través de las redes sociales, se debe a un mensaje que el mandatario publicó el martes pasado contra la posibilidad de que las elecciones presidenciales se realicen a través del sistema de voto por correo, a causa de la pandemia de la Covid-19. 

Trump asegura que ese sistema es intrínsicamente fraudulento y considera que podría poner en riesgo su reelección. Esas afirmaciones fueron puestas en duda por la red social, que calificó su mensaje como dudoso y recomendó a los usuarios a informarse más sobre el tema.  

Trump asegura que ese sistema es intrínsicamente fraudulento y considera que podría poner en riesgo su reelección. Esas afirmaciones fueron puestas en duda por la red social, que calificó su mensaje como dudoso y recomendó a los usuarios a informarse más sobre el tema.  

También te puede interesar