Biden busca reactivar economía de EU

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este jueves un ambicioso plan que presentará ante el Congreso para reactivar la economía estadounidense y frenar el impacto de la pandemia, que se ha cobrado ya más de 300,000 vidas y supera los 23.2 millones de casos en el país.

“No es difícil ver que estamos en medio de una crisis económica que ocurre una vez en varias generaciones, con una crisis de salud que sucede una vez en varias generaciones“, sentenció Biden en un discurso al país, en el que admitió que “hay un dolor real que abruma a la economía real”.

“No hay tiempo que perder, tenemos que actuar y actuar ahora”, argumentó el líder demócrata que el próximo 20 de enero asumirá el cargo como el presidente 46 de Estados Unidos.

Biden lamentó que durante esta crisis “millones de estadounidenses, sin tener la culpa, han perdido la dignidad y el respeto que conlleva un trabajo y un cheque de pago”, en alusión al repunte del desempleo a raíz de la pandemia.

Y alertó además sobre la situación de “millones” de personas desempleadas que ahora enfrentan la posibilidad del desalojo o deben recibir asistencia en bancos de alimentos.

Entre otras cifras, mencionó que 18 millones de estadounidenses aún dependen del subsidio de desempleo y que unas 400,000 pequeñas empresas han cerrado.

Sigue la información sobre el mundo en nuestra sección Internacional

PLAN EN DOS PASOS

En ese contexto, Biden anunció un “plan de rescate y recuperación de dos pasos”, que espera sirva de “puente” hacia el otro lado de la crisis.

El futuro gobernante indicó que una primera parte será el llamado “Plan de rescate estadounidense”, dirigido a enfrentar la emergencia sanitaria del coronavirus y a brindar “asistencia financiera directa y alivio a los estadounidenses”.

Sobre su segundo paso, que denominó “Plan de recuperación”, aseguró que lo dará a conocer en febrero durante una sesión conjunta del Congreso y abarcará inversiones en distintas áreas como la infraestructura y energías limpias.

El presidente electo afirmó que el paquete de estímulo buscará otorgar una “ayuda directa a las personas que más lo necesitan” de hasta 2,000 dólares desde los 600 dólares aprobados en diciembre pasado por el Congreso.

Prometió, asimismo, extender los beneficios del seguro de desempleo y subrayó que abordará “la creciente crisis de hambre en Estados Unidos”.

EFE