Biden negocia un paquete billonario de estímulos económicos

Miembros de la Administración del presidente Joe Biden trataron el domingo de disipar la idea de los republicanos de que el paquete de ayuda para la pandemia de 1,9 billones es demasiado caro en una reunión con legisladores republicanos y demócratas, algunos de los cuales presionaron para reducir el presupuesto del plan y centrarlo en la distribución de vacunas.

Los legisladores de ambos partidos dijeron que estaban de acuerdo en que la distribución de la vacuna COVID-19 a los estadounidenses debía ser una prioridad, pero algunos republicanos se opusieron a una cantidad tan elevada de dinero sólo un mes después de que el Congreso aprobara un proyecto de ayudas de 900.000 millones de dólares.

“Parece prematuro considerar un paquete de este tamaño y alcance”, dijo la senadora republicana Susan Collins, que participó en la llamada con Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, y otros altos colaboradores de Biden. Collins añadió que estaba de acuerdo en que se necesitaba financiación adicional para la distribución de vacunas, pero en un proyecto de ley “más limitado”, y que planeaba discutir tal iniciativa con otros legisladores.

El senador Dick Durbin, el segundo demócrata del Senado, dijo que la llamada puso de manifiesto que controlar la propagación de la pandemia es la principal prioridad de Biden. “No podemos esperar”, dijo a los periodistas la vicesecretaria principal de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. “El hecho de que Washington se haya atascado antes no significa que tenga que seguir atascado”.

La Casa Blanca no proporcionó una transcripción de la llamada, pero Jared Bernstein, miembro del Consejo de Asesores Económicos de Biden, dijo después a la CNN que los 900.000 millones de dólares de ayuda aprobados a finales de 2020 solo ayudarían durante “un mes o dos”.

Aunque el Congreso ya ha autorizado cuatro billones de dólares como respuesta a la pandemia, la Casa Blanca mantiene que los 1,9 billones adicionales son necesarios para cubrir los costes de la respuesta al virus y proporcionar mayores prestaciones por desempleo y pagos a los hogares.

Reuters