Nacional Border Business Noviembre 27, 2020

Regreso a la alimentación saludable

Bases para continuar con un estilo de vida que te hará mucho bien.

Durante este periodo de grandes cambios y decisiones, continuar con una buena alimentación te ayudará no solo a prevenir enfermedades, sino a sentirte mejor.

Tomar consciencia para comprar productos locales, comer bien, consumir alimentos de temporada, tomarse el tiempo para cocinar y comer, y evitar alimentos procesados contribuye a multitud de factores que nos benefician a la larga y a todos como sociedad.

La transformación empieza con lo que llevas a tu mesa.

Apoyo al consumo local

Con esto se hace referencia a la colaboración entre diversas economías basadas en productos de la misma geografía, región o localidad.

¿Por qué es beneficioso?

Los productos locales al ser de temporada son más baratos, tendrás variedad durante el año, se mejoran las tierras de cultivo y se generan empleos para más familias. Además:

Consumir productos locales no solo ayuda a la economía local, también favorece una forma de elaborar un producto y distribuirlo.

Contribuye al cuidado del medio ambiente porque se evitan traslados innecesarios desde largas distancias, reduciendo con ello emisiones contaminantes y residuos.

Contribuye al bienestar de nuestro entorno, mejorando las economías locales.

Se tiene acceso a productos frescos y de temporada.

Favorece el consumo responsable y sostenible pues solo adquieres lo necesario y así promueves la producción local.

Se apoya la generación y mantenimiento de empleos en las comunidades.

Sigue cuidando tu alimentación

Los alimentos procesados han sido la opción más atractiva para cubrir un amplio mercado de alimentación y las demandas de un mundo más globalizado. Sin embargo, ha sido en detrimento de nuestra salud. Por eso:

Asegúrate que tus comidas sean saludables y contengan la porción indicada de acuerdo a tus necesidades o a las de tu familia.

Cocina tus propios platillos. En un principio puede parecer que esto te va a dar más trabajo pero no es así. Con un poco de organización y constancia llevarás a tu mesa platos ricos y saludables.

Cuando cocinamos nuestra propia comida somos nosotros los que decidimos y elegimos los ingredientes que queremos poner. De esta forma llevamos el control de nuestra salud.

No consumas comida o bebidas chatarra. Lee e infórmate sobre qué contienen los productos que de pronto se te antoja comer. Si no lo puedes pronunciar pregúntate si te lo quieres comer.

Controla la cantidad de azúcares que ingieres, por ejemplo los jugos envasados, pastelitos o pan de caja que sueles consumir pueden contener más azúcares de lo que se recomienda ingerir al día.

No hay alimentos malos, sino malas prácticas, tanto en su preparación como en su consumo.

Mantén todo limpio.

Lávate las manos antes de cocinar.

Mantén las superficies de la cocina, limpias y aisladas de las mascotas.

El agua que utilices para cocinar y lavar los alimentos debe ser potable.

Maneja de forma independiente alimentos cocinados de crudos y almacénalos en envases diferentes.

Cuece perfectamente los alimentos.

Lava y desinfecta las frutas y verduras con las sustancias recomendadas para tal fin y como lo indica el empaque.

Hábitos saludables

Calma tu sed con agua natural.

Muévete. Deja un rato la tele, los videojuegos y el teléfono para después.

Come en la mesa, no frente a la tele, teléfono o la computadora. Date un espacio y disfruta cada bocado. Estudiar o trabajar desde casa no significa que debes estar pegado todo el día frente a la computadora y comer en tu escritorio. Haz una pausa mental y disfruta los platillos cocinados, sin presión, ya después continúas con tus labores.

Preparar tu propia comida es un lujo que hace unos meses hacías con prisa, cansado o de plano te era imposible de realizar. Ahora tienes la oportunidad de hacerlo y ser parte del proceso de elección y elaboración de los alimentos.

Cocinar no es recalentar algo que has comprado en el supermercado o abrir un envase y poner lo que lleva en su interior en el microondas. Este tipo de alimentación, mantenida a lo largo del tiempo, so- lo te traerá enfermedades y problemas de sobrepeso.

También te puede interesar